miércoles, 30 de septiembre de 2009

SUSPIROS de LIMEÑA


Ya el nombre de este postre tradicional es todo un poema, tenga por seguro que comerlo también y, si le quedan dudas, la foto de la señora ultimando un suspiro de limeña, puede ayudar a ilustrar algo de los atributos de este manjar.
Para probarlo en su casa, siga la siguiente receta, va a necesitar:
_1 lata de leche condensada grande
_Leche en polvo, calcule el mismo volumen aproximado de la lata de leche condensada.
_5 yemas
_3 claras
_1 taza de azúcar
_ Vainilla
_Oporto

Comience colocando las leches en una cacerola a fuego bajo, vaya revolviendo con cuchara de madera hasta que tome consistencia bien espesa. Retire del fuego, deje entibiar y agrege batiendo energicamente las yemas y la vainilla. Deje enfriar para luego llenar copas o vasos transparentes, dejando 1/4 del recipiente libre.
Aparte colocar el azúcar y el oporto en una olla y llevar al fuego hasta obtener un almibar espeso, que forme hilos si lo levanta con un tenedor. En otro tazón, batir las claras a punto nieve y añadir batiendo el almibar que caerá en forma de hilo.
Rellene la superficie vacia de las copas con este merengue, termine expolvoreando con canela molida. Reserve en la heladera. Estas delicias le durarán un suspiro!

4 comentarios:

SoL dijo...

¡¡¡Shovertito te quieroooo!!!

Carola Murúa / La Mirada dijo...

ohhhh esto es un crimennnnnnn!!! vas a hacer esto este sábado????

Roberto Müller dijo...

Si, viernes y sabado en Dada! ;)
Tespero!

¡ qué tupé ! dijo...

MUYYYY RIQUISIMO EL SUSPIRO! pero se que me voy tener que pasar la semana en suspirando en el gym despues de esta cena!